angelavallina300x185La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha mantenido este miércoles una reunión en el Parlamento Europeo con los representantes del Consejo Legislativo Palestino Zakaria Serhed, Luay Imran Abdeen, Naela Qasem Arafat, Nasim Shaheen y Suha Sharif Othman Melhem, con quienes ha intercambiado impresiones sobre el momento que atraviesan los territorios ocupados, las cifras de presos políticos palestinos detenidos en cárceles israelíes y la situación de las mujeres palestinas.

Vallina, que es miembro de la delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con Palestina, ha transmitido a los cinco miembros del Consejo Legislativo “todo el compromiso y reconocimiento de nuestra organización con la lucha del pueblo palestino” y ha criticado la “hipocresía” de la UE con el bloqueo a la Franja de Gaza, “que claramente está condicionado por los importantes acuerdos comerciales que tiene con el Gobierno de Israel”.

Según ha explicado la eurodiputada, los representantes palestinos “han expresado su preocupación por la desesperante situación que sufre la población palestina”, tanto en los territorios ocupados como en suelo israelí. Durante el encuentro, le han trasladado que “a día de hoy hay cerca de 500 presos” denominados como “administrativos”, “entre los que hay varios miembros del Parlamento de Palestina”.

Su situación “entra en conflicto directo con la legislación internacional”, ha dicho Vallina, puesto que tal y como han apuntado los miembros de la delegación palestina, “la mayor parte de esos presos han sido juzgados por tribunales militares, en lugar de tribunales civiles”, lo que “les impide tener un proceso justo”.

Las condenas que reciben, ha continuado Vallina, “son terriblemente largas”, y una vez cumplidas, “después de 30 años, en muchos casos, son enviados y enviadas a territorios alejados, con la imposibilidad práctica de encontrarse con sus familias”. Según le han transmitido “se están dando casos de padres y madres que fallecen sin haberse podido reencontrar con sus hijos”.

Vallina ha mostrado su preocupación por la situación de las mujeres detenidas y ha calificado de “aberrante” que Israel mantenga a unos 650 niños y niñas encarcelados. La eurodiputada ha reiterado que “el Estado de Israel incumple descaradamente la legislación humanitaria internacional” ante la “actitud pasiva” de la UE, “que mira hacia otro lado y mantiene acuerdos comerciales con el Estado ocupante”.

Sobre los presos, Vallina ha denunciado también la actitud obstruccionista de Israel, ya que “no permite el acceso a observadores internacionales a las cárceles para evaluar su estado” y ha señalado a los miembros del Consejo que conoce la situación porque en septiembre 2014, recién comenzada la legislatura, el Gobierno israelí denegó el acceso tanto a las cárceles como a la Franja de Gaza a una delegación de eurodiputados del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica con los que viajaba.

La eurodiputada de IU ha confirmado que está preparando una nueva visita, previsiblemente en mayo de 2017, en la que volverá a intentar entrar a los territorios ocupados y ha prometido “movilizar todos los esfuerzos diplomáticos necesarios” para que no se repita la situación, y pueda comprobar de primera mano “el estado de los presos, en especial de los niños y niñas y de las mujeres”.